Hoy, 23 de septiembre de 2014, en el Centro Cultural Español de Tegucigalpa

Posted in Uncategorized on septiembre 23, 2014 by paradisoblog

en el CCET café poético 2

El poder de las reinas diosas y guerreras mayas: David Balam

Posted in Uncategorized on septiembre 18, 2014 by paradisoblog

Originalmente publicado en Paradiso:

1. murales de San Bartolo

Jueves 18

Jueves 18 de septiembre, a las 7:30 p.m. Coferencia dictada por el destacado epigrafista David Balam acerca de El poder de las reinas diosas y guerreras mayas durante el período clásico tardío de nuestra cultura Copán. Basada en las inscripciones encontradas recientemente en las zonas mayas. IMG_DAvid

Ver original

El poder de las reinas diosas y guerreras mayas: David Balam

Posted in Uncategorized on septiembre 18, 2014 by paradisoblog

1. murales de San Bartolo

Jueves 18

Jueves 18 de septiembre, a las 7:30 p.m. Coferencia dictada por el destacado epigrafista David Balam acerca de El poder de las reinas diosas y guerreras mayas durante el período clásico tardío de nuestra cultura Copán. Basada en las inscripciones encontradas recientemente en las zonas mayas. IMG_DAvid

2º Festival Internacional de Poesía en tierra Náhuat Pipil (1-5 de septiembre de 2014)

Posted in Uncategorized on septiembre 15, 2014 by paradisoblog

2014-08-31 15.25.04

Anarella Vélez Osejo.

El trabajo persistente del poeta Otoniel Guevara lo ha llevado a crear la Fundación Metáfora de El Salvador, de la que es el actual director ejecutivo, leal a su convicción de que, a través de la magia de la poesía, la humanidad puede comprometerse con la celebración de la vida. La Fundación Metáfora es la promotora y coordinadora del Festival Internacional de Poesía en tierra Náhuat Pipil, así ha generado un espacio para lograr, desde la poesía misma, la paz y unidad latinoamericana. En ella Otoniel cuenta con el apoyo solidario, amoroso y efectivo de Marisol, Lyli, Luz, Mercedes, Rosario, Marvin y otros y otras miembras/os de la Fundación.

Mi participación en este evento se inició con un recorrido por el centro histórico de San Salvador, la primera estación fue en el magnífico monumento levantado en memoria de Francisco Morazán, ubicada en la plaza homónima a un costado del magnífico Teatro Nacional. Otra parada obligatoria fue la Catedral y el mausoleo de Monseñor Romero.  Luego acudimos a la presentación de la antología Poesía de América Latina para el mundo, compilada por el poeta mexicano Roberto Arizmendi, en la Casa Tomada. Tras esta actividad el ritmo del festival fue intenso.

Esta convocatoria poética se hace en tiempos difíciles, tiempos signados por la crisis y la violencia. Bajo la premisa de promover encuentros regionales que consoliden la convivencia de la humanidad con la vida y el legado cultural de nuestras ancestras y ancestros. Este encuentro, manifestación y signo de que ambicionamos ver hacia las cumbres y buscar la luz, reafirmando la validez de la cosmovisión de las nanas y tatas Náhuat-pipiles de Nahuizalco.

Necesario es nombrar la guerra, herida abierta. Muchas/os han sido las asesinadas, los asesinados en el combate o en medio de ésta vorágine de violencia que vive la región, guerra silenciosa y de baja intensidad. El Festival se convierte en un recurso para no olvidar y también para restaurar la paz, resolver conflictos sociales con la fuerza y espiritualidad de la poesía. Razón de más para rendir un merecido homenaje a   la joven poeta guerrillera Leyla Quintana, a quien se la ha honrado con una publicación antológica de su poesía.

Las actividades incluyeron recitales de poesía en las ciudades de San Salvador, Santa Tecla, Sonsonate, Santa Catarina Masahuat, Acajutla, Izalco, Nahuilingo, Salcotitán, Juayúa y Nahuizalco, ciudad en la que celebramos el día internacional de la mujer indígena, el día 5 de septiembre, insitituido por el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América en Tihuanacu (Bolivia), en honor a la lucha de Bartolina Sisa, guerrera aymara que se opuso a la opresión colonial. Asistimos a un rito legendario en el que se reafirma el amor a la vida mediante el poder de la poesía y el canto.

Esta iniciativa nos ha permitido leer ante, al menos, unas 4500 personas, de todas las edades, pero sobre todo jóvenes. Tras las recitales respondimos a las inquietudes de quienes asistieron a nuestras lecturas, montaje de poemas con la ayuda de la danza y la música, despertando en los colectivos nuevas sensibilidades que sólo pueden lograrse a través de la poesía.

También se le rindió un homenaje especial al escritor salvadoreño Julio Iraheta Santos en la bella ciudad de Santa Tecla, el escenario en esa ocasión fue el edificio de la Alcaldía, cierre del Festival. El poeta Iraheta es miembro fundador del grupo Piedra y Siglo. Asistimos a la presentación y lectura de su poemario Y sigo en este vuelo

He participado en estas (más de veinte) jornadas de poesía junto a las poetas Francisca Alfaro (El Salvador), Tania Molina (El Salvador), y los poetas William Alfaro (El Salvador), Manuel Barrera (El Salvador), Anthony Molina (El Salvador), Julio Iraheta Santos (El Salvador), Fabricio Estrada (Honduras), Marco Tulio del Arca (Honduras), Rigoberto Paredes (Honduras), Roberto Arizmendi (México), Alejandro Urízar (Guatemala), Ramón Torres Galarza (Ecuador), Ricardo Ballón (Bolivia), Otoniel Guevara (El Salvador), entre otras y otros.

Esta experiencia ha sido maravillosa por la identidad del público con la poesía y su acción catártica sobre quienes participaron en el Festival, amplificador de la resistencia desde la poesía ante la desventura de nuestra historia fratricida y forma parte, desde ya, de la vida cultural y espiritual de El Salvador. Así se rinde el debido reconocimiento a nuestros pueblos originarios, con su plena validez y sabiduría.

Por nuestra parte, finalizamos la semana en El Salvador con una visita al mausoleo que el pueblo salvadoreño ha levantado para guardar los restos de Francisco Morazán y Josefa Lastiri.

No me queda más que desear larga vida al Festival Internacional de Poesía en Tierra Náhuat Pipil, para contribuir a construir la paz y la unidad de nuestra américa mediante la potenciación de la sensibilidad colectiva de la mano con la poesía y nuestras culturas ancestrales.

IMG_2457

Pie de foto, de izquierda a derecha: William Alfaro, Francisca Alfaro, Ramón Torres Galarza, Rigoberto Paredes, Anarella Vélez Osejo, Otoniel Guevara (de espalda).

2014-09-06 12.47.12

Contacto: gloriaavelos@gmail.com

29 de agosto, homenaje a la poeta salvadoreña Leyla Quintana

Posted in Uncategorized on septiembre 14, 2014 by paradisoblog

IMG_2154

Las poetas hondureñas Lourdes Soto, Perla Rivera y Carolina Torres rinden homenaje a la memoria de la poeta guerrillera salvadoreña Leyla Quintana.

IMG_2213

El escritor y cantautor Marvin Valladares Drago se une al homenaje a la poeta Quintana.

IMG_2247

 

El artista hondureño Rigoberto Paredes Velez agrega su talento a este merecido homenaje a Leyla Quintana.

 

Leyla Patricia Quintana Marxelly es Amada Libertad: la poeta

Por: Roselia Núñez

Es una de las poetas que la guerra se llevó y la post guerra olvidó. Ella al igual que muchos de sus compañeras y compañeros, arriesgó su vida por un país más justo para toda la población.

Murió a los 21 años de edad, entre las seis y siete de la mañana del día 11 de julio de 1991, durante un enfrentamiento con las fuerzas militares en El Salitre, Nejapa, del Volcán de San Salvador.

Cuentan, que al sentirse acorralada corrió y se tiró a una zanja, donde la atacaron con un cañón calibre 90 y murió. Sus restos quedaron ahí, pero un año después su madre los exhumó y ahora se encuentran en el cementerio de Quezaltepeque.
El día de su muerte hubo un eclipse de sol. Era “la radista del pelotón loco”, perteneciente al Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).
En tiempos de guerra la persona radista era uno de los objetivos principales, ya que al matarles o capturarles les quitaban la clave para descifrar los códigos de información o comunicación de los grupos guerrilleros.

“Cuando muera
no me iré del todo
quedaré en los anhelos e ideales
quedaré en las letras que un día
escribí en el odio
estallaré en mil y más auroras
y seguiré amaneciendo
en la conciencia afilada de todos”.

Quienes la conocieron la recuerdan como una persona con apariencia muy atrayente, a quien el traje militar (de guerrillera) le sentaba muy bien. En la montaña, animaba a sus compañeras y compañeros con sus bromas, siempre andaba muy alegre, sus pláticas eran muy amenas y humanas.

La revolucionaria
Se gradúa de bachiller del Colegio María Inmaculada de San Salvador e ingresa a la Universidad a estudiar Periodismo en 1987.

Le apasionaba la fotografía. Ya en la UES estudia y comprende la realidad del país.

Leyla ingresa a la organización armada en 1987, cuando no había libertades de ningún tipo en el país y donde ser estudiante de la Universidad de El Salvador era un pretexto para ser objeto de “ultrajes”.

Su madre, Argelia de Quintana, recuerda a la Leyla bachiller como alguién a quien le gustaba la música, el baile y la moda, como al resto de la juventud. Al ingresar a la Universidad, nota “un cambio de 180 grados” en ella.
A partir de ahí, se compromete con su pueblo, a través de su pensar y accionar. Con la convicción y el ejemplo solidario de la entrega por la causa, fue Comando Urbano; perteneció primero a la Resistencia Nacional y formó parte del frente militar denominado Región Especial, perteneciente al ahora desaparecido grupo guerrillero ERP.
En 1988 viaja a Guatemala. Regresa en 1989 y participa en la ofensiva “Hasta el Tope y Punto” lanzada por el Frente contra el gobierno del país. Argelia cuenta que cuando su hija decide incorporarse a la lucha, hubo una contradicción entre ella y su ideología, porque como madre quería proteger a su hija, pero en el fondo “sabía que todos teníamos una obligación de participar” y luchar por una vida más justa para la población salvadoreña.

“Salí de tu vientre
Penetré en tu vida
Me volví tu sombra
… me recibiste con calor
y ahora me voy,
te mueres con valor”

Ella recibe la noticia de la muerte de su hija dos días después, justo el 13 de julio de 1991. Pese al dolor, dice sentirse muy orgullosa de la participación militante de su Leyla o Amada Libertad.

La poetisa
Esta poeta revolucionaria nace en Santa Tecla, el 2 de abril de 1970. Cuatro años después se traslada a San Salvador junto a su madre Argelia de Quintana y su hermana Guadalupe. Comienza a escribir poesía a los 14 años de edad.

Cuando ingresa al movimiento guerrillero, tenía 18 años y continúa escribiendo, lo cual le permite dejar “testimonio de su sentir y accionar a través de sus poemas, una poesía de denuncia (al sistema)”, reconoce muy orgullosa la madre.

“… Oí gritar a la patria
pidiendo auxilio a sus hijos
oí y aún sigo oyendo
resuenan en mis oídos
mil y más lamentos
siguen sus pasos sangrando
pidiendo al hermano
su puño, la mano, la bala”

Algunos de sus poemas escritos en la clandestinidad han sido recopilados por su madre Argelia, a través de compañeras y compañeros de Leyla, con quien ella enviaba los correos (notas envueltas en tirro o cinta aislante) a su familia.

Allá en el Volcán de San Salvador y Guazapa, en plena guerra civil, sus compañeras y compañeros le llamaban Elena. En 1990, su madre la bautiza como Amada Libertad, palabras que significan “tanto para los pobres, para los obreros, los que sufrimos y que un día podremos disfrutar”, decía Leyla en algunas cartas que escribía a su madre desde la clandestinidad.
Sin ella saberlo, Argelia, junto con la hermana mayor de Leyla, envían, en 1990, el poemario Raíces al Certamen Literario Wang Interdata, donde gana una mención honorífica en 1990. Ese mismo año, El Diario Latino le publica algunos poemas.
En noviembre, obtiene mención honorífica en los Juegos Florales de Zacatecoluca con el poemario “Vertiendo en Papel una Guerra”. Su poesía ha sido traducida al inglés y francés e italiano.

Premios otorgados:
Mención honorífica en los Juegos Florales de Zacatecoluca de 1990
Mención honorífica Certamen Wang Interdata 1990
Primer Lugar del Certamen Femenino “Dra. Matilde Elena López” 1991
El 28 de septiembre de 2000 el COM y las DIGNAS le otorgaron diploma de reconocimiento post morten, como mujer destacada del siglo XX.

Obras poéticas:
Raíces
Virtiéndo en papel una guerra
Un poco de mala ortografía
Locuras y garabatos
Lectura de Cicatrices
Petición denegada
Larga Trenza de amor
Burlas de la Vida
Libertá va cercando (Italiano-español)
Pueblo

Fuentes
Argelina de Quintana, Profesora de Eduación Básica y madre de Amada Libertad.
Jorge Aguilar, docente del Departamento de Idiomas de la Universidad de El Salvador.
Libro de poesía “Larga trenza de amor” de Amada Libertad.

 

Anarella Vélez Osejo y Rigoberto Paredes en Segundo Festival Internacinal de Poesía en Tierra Nahuat Pipil

Posted in Uncategorized on agosto 25, 2014 by paradisoblog

afiche festival san salvador

Jessica Isla y Anarella Vélez en el CCET

Posted in Uncategorized on agosto 19, 2014 by paradisoblog

en el CCET café poético

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.567 seguidores