Archivo para octubre, 2009

Este 29 de Octubre René Novoa en Café Paradiso lee su poesía inédita

Posted in Uncategorized on octubre 29, 2009 by paradisoblog
René Novoa, poeta y periodista hondureño

René Novoa, poeta y periodista hondureño

Te invita:

Éste Jueves 29 de octubre, a las 7:15 p.m.

A la lectura del poeta y periodista hondureño

René Novoa

René Novoa nació en Tegucigalpa un día 8 de diciembre de 1976,sus poemas han sido publicados en diarios y revistas nacionales, así como en la revista chilena Los poetas del 5 y en la revista alemana Portuñol. Su obra poética también ha sido publicada en las antologías Colección Sensibilidades, Ourense, Madrid, 2002; Papel de Oficio, Paíspoesible, Tegucigalpa, Honduras, 2005; Sociedad Anónima, Paíspoesible, Tegucigalpa, Honduras, 2007; y El mundo lleva alas, Voces de Hoy, Miami, Estados Unidos, 2009.
Contacto: eldesmemoriado@hotmail.com

María

Entre vos y yo hay pocas cosas en común,
tal vez solo ese instinto de vernos a los ojos al discutir
o quizá esa manía de no ver a ningún lado al alejarnos,
porque yo prefiero las alturas
aunque no las alcance,
siempre elijo el verde,
camino bajo cualquier clima,
me enamoro por las mañanas
y me desenamoro por las noches,
no soy partidario del reloj
ni simpatizante de su exactitud,
colecciono días insoportables,
me gusta regresar al barrio en que nací
y disfruto con que nadie me reconozca,
me gusta cincelar mis páginas,
soy menos hijo y más pródigo,
y vos,
infatigablemente,
sos mi madre.

Fuente: Con cierto de los otros elementos

Habitación sin ventanas

Es horroroso ser un deshabitado, en especial en mi situación: sin una mujer,
sin esperanza y sin cigarros. Es en este momento en que se debe salir a
caminar, sin pensar en nada, sólo caminar; de vez en cuando sonreír (para que
el mundo no piense que ganó), y saludar a uno que otro peatón. Ir a la tienda y
preguntar por los precios, aunque no se compre nada, y hablar con los señores
que juegan ajedrez, y sonreír.
Entonces es lícito abandonarlo todo, pero que nadie se dé cuenta. Decir a los
amigos que se ha estado muy ocupado, y que por eso no se ha respondido a
los llamados que no nos han hecho. Pasar más tiempo en la tierra, y menos en
una habitación.
Despertarse un día, con los ojos iluminados por los años, por todos los
recuerdos, y sonreír porque la distancia podría terminar. Ir a la puerta y gritar
un nombre, cualquiera, pero gritarlo como si fuera nuestra última palabra.
Luego tirar una moneda con la misma alegría que cuando niños volábamos
cometas.
Meter todas las fobias en un puño y abrirlo para que el temor deje de
perseguirnos. Jurar que no soñamos a aquella mujer, sino que fuer cierta, que
continúa con nosotros, y sonreír, y que ella nos sonría: que nos habite.

Insistiendo en el tema

Ella era transparente y azul e intempestiva,
era de granito, de últimos consejos del abuelo
y de cometa que se rompe en el recuerdo.
Llegaba tarde, pero no puedo culparla
porque al acercarse me devolvía las manos.
Descubrió que las huellas son palabras abandonadas
por alguien que no pudo quedarse,
descubrió –también– que al dormir
somos esos que buscamos despiertos.

Había en sus manos cierto de otros que no cesa,
cierto de noticias cargadas de tinta y de balas,
cierto de mí que no retorna.
Había en sus labios cierto de distancia
–distancia de nombres, no de pasos–
que sólo puede ser medida con mis venas.
Había en ella cierto amanecer junto a mis noches.

Ella, aguacero que corta,
partitura del viento,
metáfora de mi soledad;
ella, que aparece cuando quiero extrañarla,
ella, que se deja amar y abre los ojos,
ella que jura que me detesta.
Ella, la que era,
quien fuera,
ha despertado, hoy, en mi cama.

Tod@s están cordialmente invitad@s.

Lugar: Café Paradiso
Fecha: jueves 29 de octubre de 2009
Hora: 7:15 p.m.
Entrada Libre

Anarella Vélez
Directora
Barrio la plazuela, Ave. Paz Barahona, No. 1351, Tegucigalpa, Honduras.
Tel. 2223066 y 2370337
Móvil: 99928172; 99050615
E-mail: gloriaavelos@gmail.com
Cuenta skype: anarella.velez1

En PARADISO cada espacio cultural está dedicado a la presentación de los mejores actos Culturales de la ciudad.

Un ‘bloguero’ llamado Saramago. Umberto Eco

Posted in Uncategorized on octubre 29, 2009 by paradisoblog

Un ‘bloguero’ llamado Saramago
En sus comentarios sobre la actualidad, el Nobel portugués exhibe una franqueza y beligerancia muy distintas a su sutil estilo de novelista. A unos les indigna, otros lo encuentran estimulante y hasta simpático
UMBERTO ECO 06/10/2009

Curioso personaje este Saramago. Tiene 87 años y (según dice) algunos achaques, ha ganado el premio Nobel, distinción que le permitiría no volver a producir nada porque, total, en el Panteón va a entrar en cualquier caso (el muy tacaño Harold Bloom lo ha definido como “el novelista más dotado de talento de los que siguen con vida… uno de los últimos titanes de un género en vías de extinción”), y le vemos escribiendo un blog en el que la toma con todo el mundo en general, atrayéndose polémicas y excomuniones de muchos sitios -a menudo no porque diga cosas que no deba decir, sino porque no pierde el tiempo en medir sus términos- y tal vez lo haga a propósito.

José Saramago
A FONDO
Nacimiento: 1922
Lugar:Azinhaga
La noticia en otros webs

webs en español
en otros idiomas
Si en ocasiones la religión, cualquier religión, es el opio del pueblo, más a menudo es su cocaína

Es la escritura cotidiana sobre la actualidad lo que inspira las obras de mayor calado, y no al contrario

Pero ¿precisamente él? ¿Él, que cuida la puntuación hasta el extremo de hacer que desaparezca, que en su crítica moral y social no afronta jamás los problemas de frente sino que los rodea poéticamente bajo las formas de lo fantástico y lo alegórico, de modo que su lector debe poner algo de su parte para entender adónde quiere ir a parar; él, que -como en su Ceguera- hace que el lector viaje en una niebla láctea en la que ni siquiera los nombres propios, en los que tan parco es, dan una señal claramente reconocible; él, que en Ensayo sobre la lucidez efectúa una decidida elección política basándose en enigmáticas papeletas blancas? ¿Y este escritor fantasioso y metafórico viene a decirnos que Bush es de “una ignorancia abismal, de una expresión verbal confusa perennemente atraída por la irresistible tentación del puro despropósito”, un cowboy que ha confundido el mundo con una manada de bueyes, un robot mal programado que confunde constantemente los mensajes que ha grabado en su interior, un mentiroso compulsivo, corifeo de todos los demás mentirosos que le han aplaudido y servido en los últimos años? ¿Y es este delicado tejedor de parábolas el que emplea palabras que no dejan lugar a la duda cuando define al propietario de la editorial que lo publica en Italia? ¿Y es ese ateo manifiesto, para quien Dios es “el silencio del universo y el hombre el grito que da sentido a ese silencio”, el que saca otra vez a escena a Dios con tal de preguntarse qué pensará de Ratzinger? ¿Y quien, militante comunista (tenazmente aún), no duda en gritar que “la izquierda no tiene ni la más mísera idea del mundo en el que vive”? ¿Y quien se arriesga a una acusación de antisemitismo por haber criticado la política del Gobierno de Israel, olvidándose sin más, al sentirse tan airadamente partícipe en las desventuras palestinas, de recordar que no falta quien niegue el derecho a la existencia de Israel? Nadie tiene en cuenta, sin embargo, que cuando habla de Israel Saramago está pensando en Yahvé, “dios rencoroso y feroz”, y en tal sentido no resulta más antisemita que anticristiano, dado que para cada religión intenta arreglar sus propias cuentas con Dios -que se llame como se llame en los distintos idiomas, le cae rematadamente mal-. Y que a uno le caiga mal Dios es sin duda motivo de ira furibunda contra todos aquellos que de él se sirven como escudo.

Si tuviera siempre en cuenta los pros y los contras, Saramago sabría también que hay maneras y maneras incluso en la invectiva. Cito (de memoria) a Borges que citaba (de memoria tal vez) al doctor Johnson que citaba el caso de un fulano que insultaba de esta manera a su adversario: “Señor, vuestra esposa, con el pretexto de que regenta un burdel, vende telas de contrabando”. Saramago, por el contrario, no se anda con tantos cumplidos, es decir, dejándose de rodeos, en su actividad de comentarista cotidiano de la realidad que le circunda se toma la revancha de toda la vaguedad oblicua de sus fabulaciones.

Se ha hablado del ateísmo militante de Saramago. En efecto, sus polémicas no se dirigen contra Dios: una vez admitido que su “eternidad es sólo la de un eterno no ser”, Saramago podría haberse quedado tranquilo. Su hastío se dirige contra las religiones (y por esa razón le atacan desde distintos frentes: negar a Dios es algo que se le concede a todo el mundo, polemizar con las religiones pone en discusión las estructuras sociales). En una ocasión, estimulado por una de las intervenciones antirreligiosas de Saramago, reflexioné sobre la célebre definición marxista según la cual la religión es el opio del pueblo. ¿Sería verdad que todas las religiones poseen esa virtus adormecedora? Saramago ha azotado a las religiones como germen de conflictos: “Las religiones, todas sin excepción, no servirán nunca para acercar y reconciliar a los hombres; todo lo contrario, han sido y siguen siendo causa de sufrimientos inenarrables, de matanzas, de una monstruosa violencia física y espiritual que constituyen uno de los más tenebrosos capítulos de la mísera historia humana” (La Repubblica, 20 de septiembre de 2001).

Saramago concluía en otra parte que “si todos fuéramos ateos, viviríamos en una sociedad más pacífica”. No estoy seguro de que tenga razón, y parece como si indirectamente le hubiera contestado el papa Ratzinger en su encíclica Spe salvi, donde decía que es el ateísmo de los siglos XIX y XX el que ha provocado que “de tales premisas se hayan derivado las mayores crueldades y violaciones de la justicia”.

Tal vez estuviera pensando Ratzinger en gente descreída como Lenin y Stalin, pero se olvidaba de que en las banderas nazis aparecía escrito Gott mit uns (que significa “Dios está con nosotros”), que falanges de capellanes militares bendecían los gallardetes fascistas, que se inspiraba en principios religiosísimos y se apoyaba en los Guerrilleros de Cristo Rey un culpable de tantas masacres como Francisco Franco, que religiosísimos eran los vendeanos en su lucha contra los republicanos, que católicos y protestantes se han masacrado alegremente durante años y años, que tanto los cruzados como sus enemigos estaban impulsados por motivos religiosos, que por razones religiosas se han encendido muchas hogueras, que religiosísimos son los fundamentalistas musulmanes, los terroristas de las Torres Gemelas, Osama y los talibanes, que son razones religiosas las que oponen a la India y Pakistán, y, para terminar, que fue al grito de God bless America como Bush invadió Irak.

Por todo ello se me ocurre la reflexión de que si tal vez la religión en ocasiones es o ha sido el opio del pueblo, más a menudo ha sido su cocaína. Creo que ésa es también la opinión de Saramago.

Escribo este prólogo porque creo tener una experiencia en común con el amigo Saramago, que es la de escribir libros (por un lado) y tener a mi cargo (por otro) una columna de crítica de costumbres en un semanario. Al ser este segundo tipo de escritura más claro y divulgativo que el primero, son muchos quienes me preguntan si lo que hago es trasvasar a esas breves piezas periodísticas reflexiones más ampliamente desarrolladas en los libros mayores. Qué va, contesto, es la reacción irritada, el impulso que lleva a la sátira, la estocada crítica escrita al hilo de la actualidad lo que proporciona más adelante el material para una reflexión ensayística o narrativa más extensa. Es la escritura cotidiana la que inspira las obras de mayor empeño, y no al contrario.

Y por eso yo diría que en sus breves escritos Saramago sigue alimentando su experiencia del mundo tal como desgraciadamente es, para revisarlo posteriormente con más serena distancia sub specie de moralidad poética. Y además, ¿realmente se muestra siempre tan airado este maestro de la filípica y de la catilinaria? Me da la impresión de que junto a la gente a la que odia está también la gente a la que ama, y así hallamos piezas afectuosas dedicadas a Pessoa (no es uno portugués en vano), o a Amado, a Fuentes, a Federico Mayor, a Chico Buarque de Hollanda, que nos demuestran lo poco envidioso que es este escritor y cómo sabe trazar de todos ellos delicadas y tiernas miniaturas.

Por no hablar de cuando el análisis de la actualidad roza temas (y aquí estamos de vuelta a los mayores asuntos de su narrativa) como los grandes problemas metafísicos, la realidad y la apariencia, la naturaleza de la esperanza, cómo son las cosas cuando no las estamos mirando. Y vuelve a escena el Saramago filósofo-narrador, ya no irritado sino meditabundo, e inseguro. Con todo, no nos disgusta tampoco cuando se enfurece. Resulta de lo más simpático.

Umberto Eco es escritor y semiólogo. Este texto es el prólogo a la edición italiana del El Cuaderno, obra que recoge los comentarios que el Nobel portugués publicó en su blog hasta marzo de 2009. El libro ha sido publicado en España por Alfaguara. Traducción de Carlos Gumpert.

Este jueves 22 de octubre te invitamos a la lectura de los poetas hondureños Ludwing Varela, Magdiel Midence Y las imágenes del periodista hondureño Delmer Membreño

Posted in Uncategorized on octubre 23, 2009 by paradisoblog

Te invita:

Éste Jueves 22 de octubre,
a las 7:15 p.m.

A la lectura del poetas hondureños

Ludwing Varela, Magdiel Midence
Y el periodista hondureño
Delmer Membreño

Noticias de los autores:

Magdiel C. Midence nació en Tegucigalpa, 26 de enero de 1984. Estudiante de Literatura en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH. Magdiel participó en el taller de Literatura “Edilberto Cardona Bulnes”, coordinado por el poeta Fausto Maradiaga. El mencionado taller constituye una importante experiencia artística para los miembros del grupo de poetas “Máscara Suelta” del cual forma parte.

Ludwing Varela nació en Tegucigalpa, 17 de noviembre de 1984. Estudia Literatura en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH. Participó en el Taller literario “Edilberto Cardona Bulnes”. Es miembro del Colectivo de Escritores “Máscara Suelta” de la Unión de escritores y artistas de Honduras (U.E.A.H) y del “Frente Nacional de Artistas contra el golpe de Estado”.

Delmer Membreño fotógrafo de profesión, periodista gráfico. Ha laborado en Diario El Heraldo y actualmente trabaja en El Libertador.

Tod@s están cordialmente invitad@s.

Lugar: Café Paradiso
Fecha: jueves 22 de octubre de 2009
Hora: 7:15 p.m.
Entrada Libre

Anarella Vélez
Directora
Barrio la plazuela, Ave. Paz Barahona, No. 1351, Tegucigalpa, Honduras.
Tel. 2223066 y 2370337
Móvil: 99928172; 99050615
Cuenta skype: anarella.velez1

En PARADISO cada espacio cultural está dedicado a la presentación de los mejores actos Culturales de la ciudad.

Este 15 de octubre Café Paradiso te invita a la presentación de la obra de Edgar Soriano, historiador hondureño.

Posted in Uncategorized on octubre 15, 2009 by paradisoblog

Edgar Soriano, historiador hondureño

Edgar Soriano, historiador hondureño

Edgar Soriano

Edgar Soriano nació en Pespire, 1979. Ha estudiado Arte Dramático –Escuela Nacional de Arte Dramático- e Historia en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en donde desarrolló una importante labor como Presidente de la Asociación de Estudiantes de Historia. Ha publicado varios artículos de contenido historiográfico y político en diversos diarios de Honduras (La Tribuna, Tiempo). Destacado promotor cultural. Fungió como Sub-Director del Archivo Nacional de Honduras. En Breve viajará a España a realizar estudios de pos-grado. Buen Viaje.

Ahora tenemos el honor de presentar al público paradisano su libro “1924. Caudillos: entre la matanza del pueblo y el poder”.

Contacto: honduclio@yahoo.com

Tod@s están cordialmente invitad@s.

Lugar: Café Paradiso
Fecha: jueves 15 de octubre de 2009
Hora: 7:15 p.m.
Entrada Libre

Anarella Vélez
Directora
Barrio la plazuela, Ave. Paz Barahona, No. 1351, Tegucigalpa, Honduras.
Tel. 2223066 y 2370337
Móvil: 99928172; 99050615
Cuenta skype: anarella.velez1

En PARADISO cada espacio cultural está dedicado a la presentación de los mejores actos Culturales de la ciudad.

Paradiso te invita a la lectura de Poesía con René Novoa. Jueves 8 de octubre

Posted in Uncategorized on octubre 6, 2009 by paradisoblog
René Novoa, poeta y periodista hondureño

René Novoa, poeta y periodista hondureño

Te invita:

Éste Jueves 8 de octubre, a las 7:15 p.m.

A la lectura del poeta y periodista hondureño

René Novoa

René Novoa nació en Tegucigalpa un día 8 de diciembre de 1976,sus poemas han sido publicados en diarios y revistas nacionales, así como en la revista chilena Los poetas del 5 y en la revista alemana Portuñol. Su obra poética también ha sido publicada en las antologías Colección Sensibilidades, Ourense, Madrid, 2002; Papel de Oficio, Paíspoesible, Tegucigalpa, Honduras, 2005; Sociedad Anónima, Paíspoesible, Tegucigalpa, Honduras, 2007; y El mundo lleva alas, Voces de Hoy, Miami, Estados Unidos, 2009.
Contacto: eldesmemoriado@hotmail.com

Insistiendo en el tema

Ella era transparente y azul e intempestiva,
era de granito, de últimos consejos del abuelo
y de cometa que se rompe en el recuerdo.
Llegaba tarde, pero no puedo culparla
porque al acercarse me devolvía las manos.
Descubrió que las huellas son palabras abandonadas
por alguien que no pudo quedarse,
descubrió –también– que al dormir
somos esos que buscamos despiertos.

Había en sus manos cierto de otros que no cesa,
cierto de noticias cargadas de tinta y de balas,
cierto de mí que no retorna.
Había en sus labios cierto de distancia
–distancia de nombres, no de pasos–
que sólo puede ser medida con mis venas.
Había en ella cierto amanecer junto a mis noches.

Ella, aguacero que corta,
partitura del viento,
metáfora de mi soledad;
ella, que aparece cuando quiero extrañarla,
ella, que se deja amar y abre los ojos,
ella que jura que me detesta.
Ella, la que era,
quien fuera,
ha despertado, hoy, en mi cama.

Tod@s están cordialmente invitad@s.

Lugar: Café Paradiso
Fecha: jueves 8 de octubre de 2009
Hora: 7:15 p.m.
Entrada Libre

Anarella Vélez
Directora
Barrio la plazuela, Ave. Paz Barahona, No. 1351, Tegucigalpa, Honduras.
Tel. 2223066 y 2370337
Móvil: 99928172; 99050615
Cuenta skype: anarella.velez1

En PARADISO cada espacio cultural está dedicado a la presentación de los mejores actos Culturales de la ciudad.

Paradiso está ubicado al frente del Laboratorio medico Durón y cuenta con pantalla gigante para que todos puedan disfrutar del cine artístico de la mejor calidad. Así que antes, durante o después del trabajo, ya sabe, para un momento de relajamiento y escaparse de la rutina lléguese a Paradiso en donde puede disfrutar de bebidas y comidas rápidas de la mejor calidad.

Y ahora con los servicios de comidas a la carta de la mano de nuestra CHEFF
Venga y disfrute, Paradiso se lo proporciona.
Con Internet inalámbrico a su disposición y GRATIS

Abrimos de lunes a sábado de 10: 00 a.m. a 10:00 p.m.
Domingo de 11:00 a.m. a 3:00 p.m. previo apartado

“Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.”

Art. 27.1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos

“La diversidad cultural amplía las posibilidades de elección que se brindan a todos; es una de las fuentes del desarrollo, entendido no solamente en términos de crecimiento económico, sino también como medio de acceso a una existencia intelectual, afectiva, moral y espiritual satisfactoria”.

Art. 3 de la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural.

Este 8 de octubre Café Paradiso te invita a la presentación de la obra de Rene Novoa, poeta y periodista hondureño.

Nuestro propio movimiento para crear nuestra democracia

“Exijo el castigo para los culpables de este caos golpista”

Posted in Uncategorized on octubre 1, 2009 by paradisoblog

Entrevista al poeta hondureño José Adán Castelar, Premio Nacional de Literatura (1988)
“Exijo el castigo para los culpables de este caos golpista”

Mario Casasús
El Clarín de Chile

En entrevista telefónica desde Tegucigalpa, el poeta José Adán Castelar (1941) insiste: “vemos indignados, cómo los medios de comunicación independientes son objeto de atentados, sabotajes e intimidaciones, para impedir que divulguen lo que realmente está pasando en Honduras”; lo había escrito mediante una Carta abierta, junto a otros dos Premios Nacionales de Literatura (Rigoberto Paredes y Pompeyo del Valle). En la madrugada del 28 de septiembre, el Grupo Cobra de las Fuerzas Armadas asaltó y clausuró las instalaciones de Radio Globo y Canal 36 Cholusat Sur.

Adán Castelar, es Premio Nacional de Literatura (1988), autor de: Entretanto (1979); Sin olvidar la humillación (1987); Poema estacional (1989); Tiempo ganado al mundo (1989); También el mar (1991); Rutina (1992); Rincón de espejos (1994); Laodamia (1999); Venus en el campo (2001); Cauces y la última estación (2006) y Nombrar (inédito), entre otros libros de poesía y cuentos. En la actualidad se encuentra retirado de los escenarios poéticos, sin embargo responde a Clarín.cl “Yo, como poeta, busco ese aislamiento pues creo que mi multitud son las palabras y mi deber lo que haga o no haga, esos son los deberes ciudadanos, deberes éticos”; así que, ante la coyuntura rompió el silencio.

A 3 meses del golpe, la dictadura hondureña decretó Estado de Sitio y anunció que no respetará el estatus diplomático de la Embajada de Brasil en Honduras; el poeta Adán Castelar afirma: “Espero la restitución del Presidente Manuel Zelaya y la vuelta a la libertad, la democracia y el respeto a la institucionalidad de la República de Honduras. Y, desde luego, exijo el castigo para los culpables de este caos golpista. Con los Sonetos de la Muerte, de Gabriela Mistral, basta. Con los sonetos de los clásicos universales dedicados a este tema, basta. Que nuestra realidad sólo escriba poemas a la vida, transparentes, palpables: pan, trabajo, paz. Ya viene la solución, y el castigo. Para los golpistas: ¡ni olvido ni perdón!”

Usted y otros poetas, escribieron una Carta abierta: “vemos indignados, cómo los medios de comunicación independientes son objeto de atentados, sabotajes e intimidaciones, para impedir que divulguen lo que realmente está pasando en Honduras”; pese al Estado de Sitio, ¿por qué las huestes de Micheletti no han podido decomisar la palabra?

Porque los golpistas nunca piden la palabra para hablar, sino para mentir, y porque según la Junta Cívico-Militar: “Dios se expresa por intermedio de ellos”. Micheletti dice que más de 125 medios de comunicación están a su favor, y todavía se pregunta: “¿Por qué, entonces, un canalito y una estación de radio insignificantes tienen de rodillas a todo un pueblo?” él no se da cuenta -y cómo- que el pueblo está en las calles protestando, y que las otras manifestaciones, las de los blanquitos o perfumados, tienen compromisos monetarios, pero no deberes. Deberes ciudadanos. Deberes éticos.

Con su escritura ha incursionado en escenarios guerrilleros, ¿por qué le ha dado voz narrativa a los excluidos y clandestinos?; ¿imagina una insurrección si los golpistas extienden los asesinatos, cautiverios y torturas?

Es mi poesía la que siempre ha estado al servicio de los excluidos y clandestinos. Si estuviéramos en la década de 1980, la insurrección hubiera sido la única salida; pero ahora hay otras instancias, otras prerrogativas a nivel internacional, en tiempo contado, claro. Además, los políticos tienen otras armas: el diálogo y el entendimiento. “El tiempo trae la sed”, dijo Horacio. Y también las acciones, digo yo.

En entrevista con Fausto Enríquez, usted dijo: “Yo entiendo el cuento como un soneto, no con catorce versos, que tenga las tres categorías que tiene el cuento y con un final sorpresa”; ¿qué final espera para la crisis hondureña?, ¿no le parece que la muerte ya escribió demasiados sonetos en Tegucigalpa?

Espero la restitución del Presidente Manuel Zelaya y la vuelta a la libertad, la democracia y el respeto a la institucionalidad de la República de Honduras. Y, desde luego, exijo el castigo para los culpables de este caos golpista. Con los Sonetos de la Muerte, de Gabriela Mistral, basta. Con los sonetos de los clásicos universales dedicados a este tema, basta. Que nuestra realidad sólo escriba poemas a la vida, transparentes, palpables: pan, trabajo, paz. Ya viene la solución, y el castigo. Para los golpistas: ¡ni olvido ni perdón! El arreglo al problema tenía que surgir de los Acuerdos de San José, pero los testarudos golpistas lo evitaron. Pero hay otros caminos. Ya vendrán.

Han transcurrido 94 días de resistencia pacífica, ¿qué es lo que más le conmueve y admira?

La heroica fortaleza de la Resistencia. Sus miembros son ya el orgullo y el honor de todo un pueblo, y ya integran lo que dijo Biko: “Cambia el modo de pensar de la gente, y ya nada será igual”. Por ellos y ellas pronto habrá un nuevo qué decir y qué hacer para todos nosotros. Eso espero.

Así como vemos y leemos a escritores en la Resistencia, sabemos de mercenarios que prostituyen la palabra; ¿todavía se pueden redimir los propagandistas del golpe?

Por suerte en nuestro país conocemos a estos mercenarios y lacayos, y hagan lo que hagan, jamás habrá redención para ellos. ¡Lástima! Entre estos pajes y tarifados hay uno o dos que apreciábamos. Lo sucedido el 28 de junio los desnudó para siempre. Ahora ellos vivirán cerca de nosotros y nosotros lejos de ellos.

¿Qué noticias tiene sobre La Ceiba, su tierra natal?, ¿mantiene comunicación con los garífunas y otras minorías étnicas de Honduras?

La ciudad puerto de La Ceiba fue mi primer poema y continúa su azulear en mi obra. Mi madre pertenecía a la etnia Lenca, y crecí y estudié en medio de los garífunas. La comunicación es atávica y continua. Las noticias son idénticas a lo que ocurre en Tegucigalpa: Estado de Sitio, toque de queda, represión, violación de las garantías individuales y crímenes de lesa humanidad.

¿Ha conversado con poetas del extranjero sobre la crisis hondureña?, ¿los escritores hondureños están aislados por la comunidad internacional?

No he conversado con ninguno, para bien o para mal mío. No guardo respeto alguno por la urgente necesidad del e-mail, en cambio sí por el otro correo: el viejito, el anticuado, el pasado de moda: el escrito de puño y letra y enviado con timbre postal. Los novelistas están menos aislados que los poetas. Por ejemplo, Roberto Quesada internacionalizó su obra. Yo, como poeta, me busco ese aislamiento pues creo que mi multitud son las palabras y mi deber lo que haga o no haga, esos son los deberes ciudadanos, deberes éticos. ¡Vaya pedantería!, pero me opongo a lo conocido de nombre, prefiero el anonimato y el silencio. Y un buen trago de vino, por supuesto.

“Alta es la noche y Morazán vigila”, tomando en cuenta que lo leerán en Santiago de Chile, ¿de qué forma dialoga su poesía con Neruda?

¡Ah, nuestro padre común, Neruda! igual que Rubén Darío. En mi adolescencia lo amé y terminé odiándole porque a mis dieciocho años nunca pude escribir un poema como el número 20 o como “Un asesino duerme” de Canto general (1950), y otros. Aunque pronto comprendí que lo que “natura non da”, cuando Neruda murió escribí un poema en su honor. Luego redacté uno o dos artículos relacionados con él. Hubo un poeta nuestro llamado Nelson E. Merren, que cada vez que aparecía un libro de Neruda en Argentina o en Chile, viajaba hasta esos países para adquirirlo en vivo y fresquito. En este caso, la solvencia económica es un don.

Finalmente, en abril entregará un libro inédito a la imprenta, ¿incluirá algún poema sobre la resistencia al golpe de Estado?

Sería en abril, pero del año 2011, en Honduras es más fácil escribir un libro que editarlo. Pero tengo pendiente por publicar, sobre todo un libro de relatos breves. Y ya saldrá, del presente político nuestro, algo nuevo. Creo en lo que dijo Salvatore Quasimodo: “el poeta debe ser testigo de su época”.

Fuente: http://www.elclarin.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=18489&Itemid=2729