Palabras ante el reconocimiento de la labor de Paradiso a favor de la erradicación del VIHSIDA

Paradiso, LibreríaCaféGalería

Anarella Vélez
Señoras y Señores:
Quiero iniciar mi agradecimiento por el reconocimiento a nuestro apoyo a la lucha emprendida por ONUSIDA a favor de la erradicación del VIHSIDA rememorando las raíces de nuestro Café. Esta es una manía profesional, no lo puedo evitar. Antes que nada un saludo especial para aquellos que, trabajando en el terreno mismo, han hecho posible este acto: Eva Callejas, Hector Barleta y Milton Funes.
Las justificaciones para salir de casa a tomar café tienen una larga y particular historia. PARADISO es heredero de esa historia de los cafés. Desde sus orígenes en La Meca, en el siglo XV, surgen los cafés con la finalidad de recrear espacios para reunir en ellos a los hombres cultos, religiosos, místicos, filósofos, políticos. Luego se abren en Constantinopla , desde donde se extienden hacia Europa. Así, en 1652 se funda el primer café en Londres y rápidamente se expanden hacia Viena, París, Roma, Madrid, América. Desde entonces, son los lugares donde las/os intelectuales, artistas, debaten e intercambian sus opiniones, generan movimientos y expresiones sociales.
En 1986, regresamos de España, después de un autoexilio de más de cuatro años, el poeta Rigoberto Paredes y yo, historiadora. Residimos en la ciudad de Barcelona en donde también realizamos estudios de posgrado. Ese mismo año, tras nuestro regreso a Tegucigalpa nos casamos y decidimos emprender una de las iniciativas privadas en beneficio de la cultura más perdurable hasta hoy: fundamos en 1987 Paradiso, Librería, café y galería que ha funcionado desde entonces en la casa de mi madre en el barrio tegucigalpense de La Plazuela.
Paradiso se convirtió, desde sus orígenes, en el lugar de reunión de librepensadores, artistas y antiguos compañeros de universidad y de creación. En su seno se ha instituido un público conocido como grupo de paradisanos de los que han sido partícipes el Poeta José Adán Castelar, el escritor Fabricio Estrada, casado con la poeta Mayra Oyuela, la escritora Divina Alvarenga de ANDEH, Rafael Murillo Selva, los poetas Rolando Kattán y Salvador Madrid, los pintores Saúl Toro, Ezequiel Padilla, historiadores Edgar Soriano y Natalie Roque, los periodistas Guillermo Castellanos, Roberto Bude, entre otras y otros.
En 1987 también fundamos la editorial Paradiso. Sus primeras publicaciones fueron las obras de Castelar, María Eugenia Ramos o Clementina Suárez. Así pusimos de manifiesto nuestra determinación por ampliar las perspectivas de la literatura más allá del mero acto de la narración o de la escritura del verso. Asi mismo, en nuestro salón se han llevado a cabo exposiciones de pintura de las/os jóvenes pintores de Tegucigalpa entre las más recientes vale destacar las de Patricia Toledo, Orly, Cindy Valle.
En su seno se han forjado o consolidado movimientos artísticos, desde Casa tomada, pasando por Paíspoesible, hasta los conocidos Artistas en Resistencia. Desde él se gestó el cine club Luis Buñuel, que exhibe desde el 3 de mayo del año 2000 lo mejor del cine alternativo de todos los tiempos y culturas, cada martes del año a las 6:30 p.m. Los artífices de las artes hondureñas se mueven en Paradiso como peces en el agua gracias al ambiente que se recrea en él: música y luz, plantas y espejos, fotografías memoriosas.
Influidos por nuestros viajes por América Latina y Europa así como por nuestras lecturas, nos hemos comprometido con nuestro tiempo y las artes. Desde sus salones se han defendido los derechos de las mujeres escritoras, de las/os artistas, se han enaltecido las artes, se ha divulgado la actividad artística de nuestro nación, de la región y del mundo.
Cuando llegó hasta mí Celia Landaverde con una propuesta de colaboración con ONUSIDA, el programa conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/SIDA no pude más que responder a su entusiasmo afirmativamente. Desde entonces hemos aunado esfuerzos y recursos para crear las condiciones y logísticas necesarias a fin de forjar respuestas solidarias con las/os más vulnerables. Es así como hemos entablado una relación de alianza. Abrimos nuestro espacio para que desde ahí, y a través del arte, se reflexione sobre los temas que preocupan a las/os jóvenes. Nos apropiamos de los objetivos focales de ONUSIDA: movilizamos liderazgo entre las/os jóvenes para promover acciones contra la epidemia; proporcionamos información estratégica y nos reafirmamos como parte de la sociedad civil consciente de la necesidad de contribuir a movilizar recursos humanos para generar una respuesta eficaz ante el VIHSIDA sin recibir a cambio más que la propia satisfacción de actuar de conformidad con los propios principios.
Nunca hemos emprendido ninguna labor buscando reconocimientos, sin embargo debo dejar aquí constancia de mi profunda alegría y agradecimiento a las y los patrocinadores de este reconocimiento a nuestra labor desde Café Paradiso.
Muchas Gracias.

Gracias por dejar un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: