Melissa Rivera: Axioma

Anarella Vélez

Axioma, propuesta tan clara y evidente que se admite sin necesidad de demostración. Y ese es el objetivo de este trabajo estético de Melissa Rivera. Con formas provocativas, el feroz tratamiento de la forma y un uso libre del color se dispone a llamar nuestra atención sobre el dolor, la soledad, el desamor. Manera de expresarse intensa y diferente. Se trata, en definitiva, de una búsqueda personal que se convierte en un manifiesto a la disconformidad.

Sorprendente invitación la de Melissa a que la lectora –el lector-, el observador de su discurso artístico encuentra que cada uno de los principios fundamentales del esteticismo es impugnado por el uso particularmente audaz del color.

Expone por primera vez y nos entrega obras que reflejan su desinterés por el acabado y la exploración de los colores estridentes. Distorsión de la forma, excentricidad que representa una relación con la realidad cuestionadora del orden establecido.

Obra cargada de franqueza e insolencia, se enfrenta ante el mundo sin concesiones a los convencionalismos. En un evidente rechazo de las reglas y la lógica establecidas, nos encontramos ante una propuesta que reacciona ante la estética imperante.

Melissa, quien expresa sentimientos a través del color y la forma, logra, sin duda alguna, distanciarse del naturalismo. En su obra el color se asume como valor y medio en si mismo. En cada uno de sus trabajos, en cada cuadro nos aporta su experiencia formal y vital.

La convicción de que el color es el recurso para expresar sentimientos y sensaciones da razón de ser a su trabajo. Razón, o sinrazón, para rechazar las paletas melífluas, y se decanta, sin mediaciones, por una paleta violenta con la que logra enfatizar aquello que busca expresar.

Su creación responde a la indagación de la máxima intensidad emocional. Su pincelada es directa y vigorosa, no matiza colores, no mezcla y sus trazos son gruesos. Sus figuras retorcidas se simplifican y las delimita con gruesas líneas de contorno en un ejercicio de economía de elementos y es notorio que evita la perspectiva clásica y el claroscuro.

Lenguaje artístico en consonancia con nuestro tiempo: inter textualidad de rupturas, que revoluciona valores, que nos cambia la mirada y que revela una forma distinta de ver, desentender y re-explicar la plástica. En estos días de necesidad de cambios profundos la voz pictórica de Melissa implanta una comunión, poco frecuente en nuestro medio, entre libertad y realismo.

Sin duda estamos frente a una creadora que se arriesga, que huye de los lugares comunes, cuya ejecución es libre, personalísima, apasionada y que apuesta por seguir sus instintos sin concesiones.

Como dije , esta es su primera exposición y qué atinada ha sido su decisión de escoger este espacio de Paradiso, donde el buen arte y la buena gente tienen siempre las puertas abiertas.

Una respuesta to “Melissa Rivera: Axioma”

  1. Me gusta mucho este lugar iba muy seguido cuando estudiaba recuerdo que me encantaba ir a escuchar música en las tardes después de clases tenia un disco de música en portugués si mas no recuerdo nunca supe quien cantaba asi que nunca volví a escucharlo jajaja felicidades por su negocio

Gracias por dejar un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: