Este jueves en Café Paradiso, lectura de cuentos de José Adán Castelar


Café Paradiso
Te convoca
Este jueves 17 de noviembre de 2011
a las 6:30 p.m.

a disfrutar con la lectura de cuentos del escritor hondureño

José Adán Castelar

con la participación de Eduardo Barh, Rigoberto Paredes y Anarella Vélez.

“Ironía, certeza, paradoja, humor, figuras que desconciertan y rápidas incursiones hasta seres y territorios reconocibles de la literatura es lo el lector encuentra en estos relatos breves de José Adán Castelar, textos a los que él se refiere como . A lo largo del acto de iluminación, el pulso se mantiene constante, los sobresaltos se humanizan y las palabras son economizadas para que sólo aquellas que desbordan las situaciones tengan el privilegio de cerrar el paso a lo previsible. El autor muestra que la duda se acomoda con todo y su naturaleza en una imagen cuya precisión es la de un disparo exitoso, que es dable dialogar sobre lo imposible (prueba de que concierne a más de un sujeto) y que temas tan viejos como la eternidad o el destino se revelan vulnerables al ser arañados con unas cuantas expresiones cosidas por el arte no tan nuevo de escribir cuentos. La mitología preta sus criaturas para que éstas se observen de nuevo, y de este reconocimiento suele salir lo que sorprende, perturba o divierte. El camino de la desmitificación, sobra decirlo empieza en la familiaridad con los mitos, sean lejanos o cercanos, de los que jamás se aprovecha lo suficiente porque cada visita a su dominio es un confirmar lo mucho que siguen fructificando.
Nada resulta tan expedito como el cuento para entrar imaginativamente y de modo intempestivo sin preámbulo ni protocolos, a esas regiones cuya complejidad tanto abruma a los partidarios del , que suelen olvidar el significado del verdadero comienzo: no se trata de que el discurso reproduciendo lo ya hecho, sino de tener presente que el sentido -cualquiera que sea- fue posible por obra de una palabra bien puesta. Así, el llamado de lo salvaje (Jack London) lo es, en realidad, de eso tan inmediato pero a la vez profundo que convoca desde el vecindario de lo habitual y que es mejor tocar con metáforas que con los dedos de la mano. Y todavía, gracias a ellas, podemos preguntar de qué forman parte los instrumentos de de quitar la libertad, o bien lanzar la inquieta y lúdica mirada hacia antiquísimas obsesiones sobre el movimiento, por ejemplo”

Roberto Castillo, 07-02-2005

Entrada Libre

Gracias por dejar un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: