Archivo para abril, 2015

Colectivo LetraEle en Paradiso

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , , , on abril 27, 2015 by paradisoblog

Colectivo letraele

 

Valeria Cobos Ayón

Nació un 1 de octubre de 1996, hija de Roberto Cobos y Mary Carmen Ayón Neda, bisnieta de Marco Antonio Rosa. A los cuatro años aprendió a leer y bajo influencia de su abuela materna comienza a escribir poemas desde muy pequeña. Tres años después gana Primer Lugar en un concurso de poesía Internacional en la Alianza Francesa con su poema ‘’Burbujas dentro’’. Desde los trece años es miembro de la Fundación Hondureña para el niño con Cáncer. Pinta el primer mural de Acción Poética en Honduras a los 14 años en el techo de su casa. Publica dos libros: ‘’Cuando las palabras sobran’’ (2012) y ‘’Entre el Deseo Y la Poesía’’ (2013). En el 2014 su poesía da un giro de lo romántico a lo antipoético, bajo la influencia de Nicanor Parra y Oliverio Girondo. Ese mismo año participa en un certamen de Slam Poetry En Londres producto de un taller con Simon Mole. En el 2015 comienza a estudiar en la Escuela Nacional de Arte Dramático. Participa en abril en un taller de creación poética con Mayra Oyuela y a consecuencia de ésto se convierte en uno de los miembros fundadores del Colectivo LetraEle. Su blog es comerteaversos.com. Es una de las voces promesa de la Literatura hondureña.

 

Valeria

 

Rommel Martínez

 

 

Chimiricuarta para todos mis amigos…

 

 

Soy todo poema;

Si no me odiaste no me leíste.

 

 

Escucho niños jugar a las escondidas en la oscuridad

La noche, es tan noche

Que parece un medio día en penumbras

Soy un vocablo del artificio

                       Y los amigos son la ensoñación

                                   La pólvora

                                   Las sombras que incendian al sol.

 

Los niños que gritan en medio de la noche

Son los demonios que arrullan los misterios que sufrimos,

Solo soy un gimnasio donde cae la tormenta del baño

                                               Y del cuerpo siendo bañado por los

                                                          Pasos enclaustrados por el suelo…

 

Un niño llora a lo lejos

Como cuando

Un niño llora a lo lejos,

Y llora como un gato

                                   Cuando muere de amapolas y calcio

Sus pequeñuelos no resistirán

El trapecio del olvido

Y maúllan como niños

Cuando los demonios se aprovechan de sus síntomas

                                               Y gritan un juego

                                   Entre la incertidumbre y el terror,

                       En medio de la oscuridad

           en el medio del corazón envenenado

            y la noche, es tan noche

como un medio día en penumbras;

soy todo poema

            y los amigos se parecen a los detractores leales

                                               pero al revés;

si no me amaste, no me leíste…

 

______________________________

Como el rasgo constante del que hablaba Daniel

en sus profecías

también, la expresión del amor es un megáfono

del que muchos se esconden

por su verdad, por su crudeza

por su reino

por la destrucción

y que otros atesoran y circundan

como a un vaso con agua

enun sendero cansado y polvoriento

 

como decir

que aún sigo admirando tu forma de usar el hacha

y des argumentar el esperma

por que también el fuego es un espejo

frente al cual uno

se da un baño

y se peina y se muere

y se pudre y revive

 

 

como decir que aún lloro en los sueños

y los días feriados

y corro

y me asfixio

por el trabajo duro de la profecía

 

y es que los poemas de los que fuimos parte

se incineraron

con el derretimiento de tus pasiones

y misterios

 

sin embargo

aún sigo admirando tu forma de recrear

la asimetría del caos

como rasgando a trozos la palabra y la promesa

silenciosa de un

revolucionario discurso

del que todos esperábamos el amor

con el que

tanto

se amenaza al miedo

ya la represión

 

como decir

que aún sigo admirando y llorando tu forma

de usar el hacha

para particionar en partículas

nuestra paridad profética…

 

 

Lucía Santos,

Nacío en Tegucigalpa el 11 de enero de 1989.
Programadora, escritora, poeta. ​Miembro del Colectivo Letraele.
Poemas
 

Silencio,

Que si no hablo

tacitura,

Que si me quejo

canalla,

Que si celebro

insolente,

Que si le cuenta a ella, a él y no a vos

egoísta;

Silencio,

Que si no hablo

arrogante,

Que si escribo

me persiguen

con el rabillo del ojo entre las líneas de mis versos;

Silencio,

Que si hablo

desaparezco

Sucia,

con la silueta forzada

y los colores opacos;

Encima de mí

el sudor de una noche excitada,

Dentro de mí

manchas de encuentros descuidados.

Quieta,

sin decir, ni hacer

con la piel curtida

y la espalda desgarrada,

con los brazos cansados

y las piernas obstinadas.

lucia santos

 

 

 

Lucy Vásquez Maldonado

 

 

Café negro.

Sol que acaricias mis mejillas después de una noche fría

Sol que me abrazas suavemente y me das tu calor reconfortante

Ciertamente te digo, eres lo único que ilumina la niebla de mis pensamientos

La compañía perfecta junto al café negro mañanero descafeinado

¡Sol de verdad es un gusto verte!

Pues me he dado cuenta que nuevamente he librado una batalla con la muerte.

 

 

 

 

 

 

 

La musa nocturna

 

Tan infinita, tan inalcanzable

Tan deslumbrante

Te ves hermosa con tu collar granítico de diamantes

Que recorren tu cuello, tu cintura, tu entorno

Deleitas la vista de quien te admira

Tan linda de negro te ves vestida

A veces insoportable con aires de presumida

Musa de científicos locos

Sortilegio de brujas de antaño

Oráculo de nuestros antepasados

¡Qué fortuna la de aquellos pies mortales que han palpado tu escarchada superficie!

Pero ven y dime: ¿Cuál es tu misterio?

Dime luna ¿Qué escondes en tus hoyuelos inhóspitos escondidos en tu tímida sonrisa, que bondadosamente me brindas en una noche tranquila?

 

 

 

 

 

Cuando la pasión mas allá del miedo

 

Abrimos la prisión que encadena en entre las costillas a aquel alter ego salvaje

Se incinera con llamadas trémulas el peligro, la duda, el miedo y lo desconocido

Empezamos a buscar la libertad como los pájaros al alpiste

Empezamos a buscar la belleza como el molinillo de viento cuando se le antoja hacer danzar a las hojas muertas abatidas en el suelo

Empezamos a buscar la paz, en los añorados tiempos pasados y en la voz de los niños esperanzados

Empezamos a buscar la alegría en los versos de los libros y en nuestra pluma vacía

Al final cuando la vida se consume en las pestañas del ocaso, aunque se halla

Escogido el camino errante, se aceptara humildemente la derrota con la muerte,

Pero brindaremos con la copa del regocijo haber vencido al miedo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ciudad feroz

 

¡Maldita ciudad feroz!

Amasas esperanzas con ímpetu salvaje

Duelen tus calles en tus venas

Bullicio disonante entre melodías festivas,

Clamores por auxilio y murmullos

Imágenes que calan

Miradas punzantes

Sonrisas apagadas

Perfumes que matan

¡Maldita ciudad feroz!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cotidiana vida

 

Quisiera vivir en otro mundo

Uno menos hostil

Donde no se respire los vidrios misteriosos del futuro

Donde no se reflejen las aves de rapiña en las pupilas infantiles

Donde no se discuta la brevedad de la existencia

Donde las marchas no emitan ritmos que conduzcan al miedo

Donde no se lleve a cuestas el féretro de la memoria

Donde la muerte no persista en frecuentar a la puerta

Quisiera cortar las barbas del desprecio

Quisiera arrancarle las venas a la injusticia

Quisiera romper la jaula de las costumbres

Quisiera, quisiera tanto

Puedo, no puedo nada

 

 

 

 

 

 

Sin nombre

 

No tengo grietas en los pies que den fe del camino andado

No hay fisuras en el corazón que digan que no ha sufrido

No existe tumba que llore un alma enterrada

Pero hay un cuerpo que palpa

Gotas frías de un beso indiferente

Piel rota por manos que la han rozado

El insomnio estrangulo la estrella

Hilo tenue de mentiras

Flor marchita de desamores

Ego disidente de si mismo

Cara ornada de lágrimas, lagrimas azul, lagrimas pura

Fieles igual a la muerte.

 

 

 

 

 

 

Homenaje a Rigoberto Paredes

Posted in Uncategorized on abril 25, 2015 by paradisoblog

Paradiso

Sábado 25 de abril, en Café Paradiso, a las 6:30 p.m.,  homenaje al poeta Rigoberto Paredes

por la gracia del verso

POETICA

bájalos

de esa torre

escóndeles

la musa

espanta

sus fantasmas

ábreles

los ojos

(o limpia sus anteojos)

para que vean

más allá

de la página de la máquina del escritorio

no te dejes

no los dejes

pronunciar tu nombre

en vano

y en vez de alcahuetear sus licencias poéticas

exígeles los actos

alusivos a sus palabras

SE DESAPRUEBA EL ACTA ANTERIOR

no tengo nada contra el sabio Valle
menos contra su estilo de faisán en vuelo
amo de veras
su sin par plumaje
y su abad de san pedro el que soñaba
no se trata de asuntos personales
pero hay algo que aún sigue en veremos
para qué repetirlo
está muy claro
el tiempo ya nos pisa los talones
hablemos de estas cosas vida en mano
después de andar oler mirar las calles

Ver la entrada original 663 palabras más

Homenaje a Rigoberto Paredes

Posted in Uncategorized on abril 25, 2015 by paradisoblog

Sábado 25 de abril, en Café Paradiso, a las 6:30 p.m.,  homenaje al poeta Rigoberto Paredes

por la gracia del verso

POETICA

bájalos

de esa torre

escóndeles

la musa

espanta

sus fantasmas

ábreles

los ojos

(o limpia sus anteojos)

para que vean

más allá

de la página de la máquina del escritorio

no te dejes

no los dejes

pronunciar tu nombre

en vano

y en vez de alcahuetear sus licencias poéticas

exígeles los actos

alusivos a sus palabras

SE DESAPRUEBA EL ACTA ANTERIOR

no tengo nada contra el sabio Valle
menos contra su estilo de faisán en vuelo
amo de veras
su sin par plumaje
y su abad de san pedro el que soñaba
no se trata de asuntos personales
pero hay algo que aún sigue en veremos
para qué repetirlo
está muy claro
el tiempo ya nos pisa los talones
hablemos de estas cosas vida en mano
después de andar oler mirar las calles
de cantarle a la historia sus bemoles
de estar así
coleccionando especies
de la más espantosa zoología
quién se aguanta este cuento de papeles
sabemos de antemano y es tan cierto
que no bastan pretéritas palabras
sobre todo a estas horas
mejor dicho
a estos siglos ajenos endosados
en que se hacen más nuestras las urgencias
(mucha sangre ha corrido
bajo puentes
desde milochocientosveinti-uno)
pido disculpas en latín y en griego
pero el acta del sabio me parece
una caligrafía
de exponente cero

Rigoberto Paredes, Las cosas por su nombre

Rigoberto Paredes: el compromiso pensante de un humano

Por Edgar Soriano Ortiz
“destellos de ira eran con nombres y apellidos de este país confuso, ambiguo hasta en sus alcobas”
Rigoberto Paredes

Se puede hablar tanto de Rigoberto Paredes (1948-2015) pero es difícil poder reconstruir cada momento de sus etapas intelectuales en una nación marcada por la compleja marginalidad. Trataré de esbozar en base a conversaciones que tuve con él y lecturas del trabajo de creación y gestión cultural de este hondureño comprometido en la construcción de espacios de creación artística y debate cultural.
En la década de 1960 al llegar de su pequeño pueblo natal (Trinidad, Santa Bárbara) a la capital y al viajar el extranjero a estudiar el joven Rigoberto conoció de cerca el impulso de las ideas que promulgaban una revolución internacional y la contraparte represiva y “nacionalista” que demandaba la vieja tradición liberal decimonónica. Por ello perteneció a varios grupos de reflexión con el compromiso de aprender y contribuir a forjar la necesidad de expresión humana.
En la década de 1970 Rigoberto comenzó a publicar su obra y a participar en círculos artísticos convocantes a desmontar el “costumbrismo colonial” por la construcción de lenguajes abiertos a repensar nuestra realidad. Su intervención activa en el “Taller de la Merced” donde compartía criterios y debatían ideas junto a teatristas, pintores y escritores le propiciaron su participación con editor de varias revistas. Sus obras “En el lugar de los hechos” (1974) y “Las cosas por su nombre” (1978) marcaban su paso a la transformación literaria de su generación.
La década de 1980 significó una difícil etapa para las personas dedicadas como Rigoberto a la tarea del libre pensamiento, en 1979 –año de la revolución sandinista- junto a otros intelectuales como Hernán Antonio Bermúdez y Roberto Castillo editaron la revista “Alcaraván” con la colaboración de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH) propuesta que dialogaba con contenidos sobre el arte y la cultura universal, y debatía con las ideas políticas en un contexto de represión ante la aplicación de la “doctrina de seguridad nacional” implementada por el Estado hondureño y auspiciada por Washington. En esta etapa encontramos a un Rigoberto paredes con mucha madurez cultural y en su obra literaria un lenguaje estéticamente elaborado con imágenes profundas que muestran la creación de un poeta que edifica hacia futuro una construcción poética, tal como lo discernimos en obras “Materia prima” (1987) o “Fuego Lento” (1989).
Entre la década de 1990 y la década de 2010 Paredes funda nuevos espacios donde los fusiles de la represión no tienen la capacidad de detenerlos, en 1989 junto a su esposa, la historiadora Anarella Vélez, aperturan “Café Paradiso” y funda nuevos proyectos editoriales. En los últimos años de su vida física se dedicó a compartir con nuevas generaciones de jóvenes escritores y escritoras con su característica humildad y fino humor, en una fluida interacción de memoria y retos para la búsqueda de nuevos lenguajes que nos encaminen hacia la esencia humana frente al avasallador sistema económico que somete a una peligrosa esclavitud forzada y a la vez voluntaria, como lo argumenta Durand. Paredes conversó entre “irreverencias” y “reverencias” en igualdad de condiciones con amigos intelectuales preocupados por la vida y por la búsqueda de una colectividad igualitaria. Sus numerosas obras finales confirman su trayectoria llena de búsquedas con puntadas de sastre que lo exponen como uno de los ciudadanos valiosos de la Honduras desgarrada por la historia…

 

Nestor Ulloa presenta en Café Paradiso “Detrás de la sed”

Posted in Uncategorized on abril 6, 2015 by paradisoblog

Nestor Ulloa

El escritor comayaguense Néstor Ulloa, autor de los poemarios SOLDEMEDIANOCHE (2003) y LOS ESPEJOS DE CARLOS (2007) presenta a l@s amig@s paradisan@s su más reciente obra publicada “Detrás de la Sed”, este jueves 9 de abril de 2015, a las 6:30 p.m.
De Néstor se ha escrito: “Entrar a la poesía del escritor comayagüense es indagar las preocupaciones humanas en un mundo caótico cuyos reflejos nos ocultan la cara real de las cosas. Sus versos son de una sutil construcción verbal.” Salvador Madrid

 

11141581_833933036656192_2097002439_o

PATENTE DE CORSO

De repente

te das cuenta de la ventana abierta en tus manos

 

Después de eso,

uno se cree cn derecho a cambiar el mundo

 

LA VOZ

Una voz grita en mi desierto, una voz me llama desde

antes del tiempo y la he oido como oye el río el silencio de

los peces.

He seguido la voz que me llama y me he descubierto

desafiando el amor de las luciérnagas.

 

 

 

 

https://www.facebook.com/events/683909945052137/

RIGOBERTO PAREDES EN CINCO POETAS HONDUREÑOS, 1981

Posted in Uncategorized on abril 4, 2015 by paradisoblog

Poemas de Rigoberto Paredes publicados en Cinco poetas hondureños

Selección y prólogo de Hernán Antonio Bermúdez

Primera Edición, 1981

Editorial Guaymuras, Tegucigalpa Honduras

Estos textos nos develan una característica de la voz poética de Paredes: cada uno de sus libros fueron lentamente gestados. El caso más claro es el de Irreverencias y Reverencias, publicado con el sello editorial de Paradiso en 2014, el cual es citado aquí como una de los poemarios que el poeta venía preparando desde la década del 80 . Para entonces Hernán Antonio Bermúdez escribió acerca de la obra del poeta:

“Rigoberto Paredes es el que cuenta con un mayor volumen de obra publicada: En el Lugar de los hechos, 1974, y Las cosas por su nombre, 1978. Su poesía crece, dejando de lado todo lo que le es ya inútil. El tinte amargo de estos libros le ha abierto paso en sus últimas creaciones a un erotismo gozoso que pareciera apelar a una abstracción cada vez mayor para expresarse” páginas 6-7

DAGUERROTIPO

siempre mirando abajo

como si algo buscaras (ciegamente)

tu espumosa a punto de caer

no toca fondo

y ondea memorable como en tus buenos tiempos

también tus manos

viejo algo buscaron

caricias bronca vainas o quehaceres

siempre las vi lanzando la primera piedra

o haciéndose dos llamas cuando hablabas

ahora están allí

ajenas improbables otras manos

(ochentintantos años bien rentados

en lucha cuerpo a cuerpo con la vida

pienso que te moriste

ciudadano

porque ya no tenías otra cosa posible)

qué difícil es ya reconocerte

la memoria y sus aguas han gastado tu traje

tu abundante barriga

tus asuntos menores

de veras que no hay modo de saber dónde duele

aunque parezca que lo estás diciendo

un extraño paisaje asoma a tus espaldas

desperdicios de insectos

telarañas

cierto color sanguíneo

sobrevolando a solas tu inútil abolengo

la llovizna del tiempo azota tu mirada

y tu orgulloso porte va sabiendo

que también se envejece

en las fotografías.

 

 

(de Las cosas por su nombre)

 

QUERIDOS AMIGOS

tomo el papel el lápiz las palabras

y grabo algunos nombres en la dura corteza de los días

luego digo repito varias veces

la realidad es el principio de todas las cosas

hasta hacer que el país por hoy lejano

arda como una brasa entre los cuencos de la memoria

todo esto para ondear por ustedes

las señales de vida que los tiempos reclaman

y acercar a sus ojos una brizna de voz anudad al mejor de mis abrazos

por lo demás

no es mucho lo que puedo informarles

sólo que sigue en pie y sobre todo a prueba de ranuras

aquel deber furioso de cambiar este mundo así sea a versasos

quiero insistir como antes en algo que también nos llevó a ser amigos

la irrompible certeza

de jamás zambullirnos en le frágil espejo de las vacilaciones

de no ahogar bajo el miedo

el grito que debemos poner sobre la llaga

ni de echar al vacío las piedras del escándalo

nuevamente compruebo que el pasado nada tiene que ver con ese basural

de recuerdos de infancia y lugares vecinos

vean nomás cómo en unas palabras recién hechas

cabemos todos juntos

y volvemos

a andar sobre las aguas lodosas de los barrios natales

a matar con el cuento del pan y de los peces nuestras hambres comunes

a dejarnos clavar en la cruz ardorosa de una marylin Monroe

y todos esos fuegos que inventamos A de C

(quién de nosotros no ha sabido extraer de estas mansas hazañas

la pasión laboriosa o el amor necesario a todo aprendizaje de la vida)

siento que algo indecible estremece estas líneas

puede ser la ternura

o más bien la poesía nuestra furia en palabras

esa virgen mujer de mil sexos voraces como bien lo dijera uno de ustedes

pero no es el momento de hacer guiños al alma

mejor grabo sus nombres en la dura corteza de los días

y les digo hasta luego no se dejen morir no hagan las paces

sigan siendo hasta tanto los justos condenados a impaciencia perpetua

y esto más

              escrivivan

 

(de Las cosas por su nombre)

 

 

 

EPITAFIO (1892-1938)

murió

en París

con aguacero

y todavía

no escampa

 

(de Irreverencias y reverencias)

DISCURSO PARA NUNCA INGRESAR A LA ACADEMIA

distinguidos

ilustres sabios hondos

prominentes eminencias

(ancianos malhablados malpensados)

os enseño

mi lengua

poco limpia

nada fija

y menos esplendorosa

porque es más real

que la vuestra

 

 

(de Irreverencias y reverencias)

 

 

 

COMO UNA ELEGÍA

 

mamá ya tiene canas malhumor y biznietos

se levanta más tarde

confunde días y fechas

habla sola

oye menos

se le quema el arroz

no ve sin los anteojos

se sabe de memoria

las telenovelas

camina a duras penas

y sólo sale a misa

 

señora

(piedra viva

en mitad del camino de la muerte)

yo la quiero

como a una quinceañera

 

 

(de Irreverencias y reverencias)

 

EL TURNO DEL OFENDIDO

 

Yo que creía en todo .

En todos R. DALTON

 

Aquí están

(vivitos y peleando)

la María Tecún

el brujo Juan Cunjama

Karl Marx

César Vallejo

Mariano el músico

tu amigo Carlos Jurado

y todos

los armados herederos

de tu vida y obra

para que sea tu muerte

así como dijiste

un sueño más

un despertar simplemente aplazado

 

(de Irreverencias y reverencias)

 

MONTE DE VENUS

tierra fértil

bañada por la miel

de un lago legendario

buena

para el cultivo

del gusto

del tacto

del olfato

rica

en secretos yacimientos

de donde ciertos héroes

extraen el metal de su armadura

campo de juego y de retozo

orilla del oleaje

que estalla

bajo sábanas

este es el monte

lugar a donde todos los caminos llevan

 

(de Canciones de cama)

EL REPOSO DEL GUERRILLERO

estoy

del lado

de los que no duermen

por tumbar al más odioso de los tiranos

y echar por tierra sus delirios de grandeza

basta hacer morder la polvareda

del carro de la historia

pero

esta noche

amor

quiero tenderme a tu costado

 

(de Canciones de cama)

POETICA

bájalos

de esa torre

escóndeles

la musa

espanta

sus fantasmas

ábreles

los ojos

(o limpia sus anteojos)

para que vean

más allá

de la página de la máquina del escritorio

no te dejes

no los dejes

pronunciar tu nombre

en vano

y en vez de alcahuetear sus licencias poéticas

exígeles los actos

alusivos a sus palabras

 

(de Irreverencias y reverencias)

 

 

LUNA DE MIEL

los vencidos

moribundos amorosos

(coyotes corazón quemado)

la contemplan

a oscuras

entre ruinas

en el pozo

vacío

de la cama

 

 

(de Canciones de cama)

ARS EROTICA

como un mar bocabajo

o como una batalla decisiva

es el amor

sencillamente como dos cuerpos juntos

bienheridos por tibio relámpago del alba

como un río que viene de regreso

o como una ciudad en primavera

es el amor

sencillamente una mujer y un hombre

como mar o batalla o río o primavera

 

(de Canciones de cama)

EN LA TORRE DE MABEL

cuando estoy

allí

adentro

no hallo

qué decir

salen

sobrando

las palabras

y se traba

mi lengua

en un quejido

 

(de Canciones de cama)

 

 

 

FABULA

sus alas

como brazos

su plumaje

como ancha cabellera

su canto

como un nombre

su vuelo

como el gesto nervioso

de tus piernas

cuando voy yo por ti

de cacería

 

mi ave

o María

 

(de Canciones de cama)

 

 

CRIA CUERVAS

conocí

a una muchacha

experta en hacer el amor

platónico

aquello no tenía

pies y cabeza

era como clamar

por una gota de agua

debajo de la tormenta

pero gozábamos

a mares

con el puro retozo de miradas

a ras de cama

(sin perder el equilibrio)

hasta que una noche

en que me dio por desnudarla

con los ojos

nos perdimos de vista

 

(de Canciones de cama)