Archivo para octubre, 2015

El zángano tuerto en Paradiso

Posted in Uncategorized on octubre 20, 2015 by paradisoblog

el zangano tuerto_47051004_n

Presentamos el libro de Óscar Borge

Posted in Uncategorized on octubre 19, 2015 by paradisoblog

Paradiso

Te invita
Este jueves 26 de mayo
A las 6:30 p.m.

A ver, pensar, reflexionar y disfrutar de la poesía joven centroamericana, con los versos de

Óscar Borge
Quien presenta en Paradiso su ópera Prima
Is there anibody out there?
2011
“Siempre he tenido la impresión de que sólo quien no busca la poesía no la encuentra, pues ella está ahí, abierta, despierta, aquí en estas páginas sobre todo. Por eso me gusta este libro, porque está cargado de poesía. Lean si no.” Rigoberto Paredes

Entrada Libre
Más de veinte años uniéndote a la cultura

Ver la entrada original

E S T A C I Ó N P E R D I D A II

Posted in Uncategorized on octubre 13, 2015 by paradisoblog

E S T A C I Ó N P E R D I D A II
Cuanto amé
doy a cambio de la estación perdida.
Con paciente avaricia yo he guardado
dones, heridas, dichas, infortunios,
vanas prendas que el tiempo ha vuelto bellas.
Ahí están,
bajo palabras puestas
ante el límpido augur de la memoria.
El mundo en torno ha sido monótono, aparente,
Sólo un confuso limbo de lejanas presencias,
Una noria atascada, un áspero cansancio.
Pero amé,
colmado fui de amor pechos y labios
y nada más que cuanto amé me queda.
Mas la vida vendrá
cuando en mí resplandezca la estación perdida.

R. Paredes

El séquito de Dionisio

Posted in Uncategorized on octubre 7, 2015 by paradisoblog

Kavafis

Damón el artesano (no hay mejor

en el Peloponeso) da los últimos toque s

a su séquito de Dionisio

esculpido en Mármol de Parián: el dios a la cabeza

en gloria divina, con fuerza en su paso;

seguido de la Inmoderación; y junto a la Inmoderación,

la Embriaguez vierte el vino de los sátiros

desde un ánfora entrelazada con hiedra;

cerca de ellos, Vinodulce, el delicado,

con ojos medio cerrados, soporífero,

y detrás viene los cantantes

Armonizador y Melodía y Jaranero

–el último sosteniendo la reverenciada antorcha procesional

que nunca deja extinguir– y entonces la Ceremonia, tan modesta:

Damón esculpe todo esto. Y mientras trabaja

sus pensamientos vuelven de vez en cuando

al dinero que va a recibir

del rey de Siracusa:

tres talentos, una gran suma.

Añadiendo esto a que ya tiene,

vivirá anchamente, como hombre rico,

incluso podrá entrar en la política…

que maravillosa idea!:

él también en el Senado, él también en el Agora.