Todas las voces All Voices. Anarella Vélez

Lectura de poesía con la participación de Anarella Vélez y Fernando Antonio Paredes Vélez

 

Tomado de Todas las voces All voices

 

Memoria

Imágenes corren por mi mente

como gotas en un día de aguacero

con prisa

del vacío al tormento

a la violencia de la mañana que irrumpe en el tiempo

vivo estos días desesperados

en que la historia se reescribe en nuestras calles,

y siento

que aquí brilla una luz nueva

caminantes

resistentes

transfiguran la ciudad

los muros susurran su existencia

no toleran el olvido.

 

Memory

Images course through my mind

like drops in a rainy day

hurriedly,

from hollowness to torment,

to the violence of morning irrupting in time

I live these desperate days

when history is being rewritten in our streets

and I feel

a new light shining here

walkers

resisters

transfiguring the city.

Walls whisper of their passage,

they will not abide oblivion.

 

Ancestra

La luna me devuelve tu misterio

Malinalli Tenépatl

Malintzin

la lengua

el olvido no te alcanza

esclavizada

pesa la infamia de la entrega

denigrada

difamada

repudiada

renaces de las tinieblas

eres el espejo

mi espejo

como escultura azteca

siempre altiva

Tenépatl Malinalli.

 

 

Ancestor

The moon hands me back your mystery

Malinalli Tenepatl

Malintzin

the tongue

oblivion doesn’t reach you

enslaved woman

burdened by the infamy of surrender

demeaned

slandered

scorned

you are reborn from darkness

you are the mirror

my mirror

like an aztec sculpture

ever haughty

Tenepatl Malinalli.

 

 

Palabras para la presentación de Todas las voces/All voices

 

Anarella Vélez Osejo

 

Paradiso, 29 de junio de 2017

 

Comienzo esta y todas mis lecturas reconociendo mi deuda con el poeta Rigoberto Paredes, mi mejor maestro y mi más duro crítico. Valoro aún más su relación literaria conmigo porque más de una escritora ha sido disuadida de escribir por malos maestros. Rigoberto, en cambio siempre me urgió a que desarrollara mi vocación, y siempre tuvo palabras de aliento crítico hacia mi trabajo. También necesito agradecer a Rigoberto Andrés Paredes Vélez por la traducción de mi poesía y por la amorosa preparación de esta segunda edición de Todas las voces. A Fernando Antonio Paredes Vélez quien corrigió la edición de este libro y hoy me acompaña con su hermosa voz en esta presentación.

 

Todas las voces  representa mi voz que se alza contra el poder, el poder represivo que se desató con el golpe de estado de 2009. En esta obra escribo de  aquello de lo que no podemos hablar:  del golpe, de la sexualidad femenina, de la opresión ejercida sobre las mujeres, de la alienación femenina, del modo en que asumimos nuestro hogar. Este libro refleja mi apetito por hacer de la palabra y la historia un instrumento para transgredir y abordar críticamente, pero también poéticamente, todos esos temas que la biopolítica quiere hacernos aparecer como normalidad. Por ello también mi poesía se ocupa de mis más íntimos sentimientos ante la propia maternidad.

 

Estas voces se levantan para cuestionar la “normalización” en nuestra sociedad. La sujeción de la que somos objetas las mujeres, las dicotomías instituidas para hombres y mujeres. Poesía memoriosa, nos revela cómo se ganó en rebeldía, en resistencia la confianza en el futuro. El acontecer diario nos ha legado importantes aprendizajes acerca de la manera en que debe vivirse la vida, particularmente para las mujeres, contra el poder normalizante. Sobre todo, perdimos el miedo a intervenir en la cotidianeidad a partir la cultura y hacer la diferencia con la palabra. Muchas comprendimos que no teníamos más remedio que liberar nuestras inquietudes acerca de la situación de olvido en la que nos hemos encontrado y sentimos la necesidad de recrear y reconquistar los colores que deben embellecer los días, la vida.

 

Es una obra que se caracteriza por exponer una mirada diferente, feminista, a ver disímiles tópicos desde la poesía, de los micro-poderes ejercidos desde los desiguales espacios desde los que quieren disciplinarnos, controlarnos. También, este libro para mí constituye la oportunidad para expresas mi pasión por la poesía, este veneno y remedio que se instaló en mí muy tempranamente, desde mi niñez, mi abuela y mi madre me infundieron este amor por la poesía latinoamericana: Gabriela Mistral, Alfonsina Storni, Juan de Dios Peza, Rubén Darío y otras y otros.

 

En mi obra trato de transmitir una posición cuestionadora de aquellas las enfermedades sociales que dañan a la sociedad hondureña: el machismo, el racismo, la lesbofobia, la transfobia, la misoginia, el fascismo, la xenofobia,  por considerarlos nefastos. Es, en otro sentido, una poesía de la esperanza, del deseo de que ocurra algo para que la realidad se transforme en algo radicalmente diferente a la actual. Para lograr un entorno en el que se pueda respirarse la libertad, la paz, la justicia y se enmarca en el seno de una generación que busca cambios ansiosamente. Por estas y otras razones les invito a leer Todas las voces.

 

Sin duda, comparto otra perspectiva de la realidad. Mi peculiar manera de percibir el tiempo desde la historia y desde el feminismo, ello se traduce en un lenguaje coloquial con el que busco acercarme a las lectoras/es. Poesía de búsqueda de otros escenarios. Mis poemas apuntan a compartir ética y estética y a romper con los estigmas que hacen ver a las mujeres como locas, marcianas, incomprensibles, en putas, madres o esposas.

 

Como testiga indiscreta expongo la política misógina, patriarcal,  que impera en nuestra sociedad y pone en evidencia el modo en que la hipocresía es el fundamento de una sociedad que se sostiene gracias a la inequidad, por ello toco a la sexualidad femenina, al olvido o el silencio de las mujeres a partir de algunas experiencias usadas con libertad y que validan la propuesta.

 

Recurro a la palabra exacta más que a la palabra lícita para dar respuesta al patriotismo mal practicado y propongo ejercer el matriotismo, distanciándome así del lenguaje como mera convención, metamorfoseando mis personajes femeninos en voces que demandan la armonía entre ellas mismas y la sociedad y de ésta con la naturaleza.

 

Mi mejor deseo es que esta obra libere la energía nutrida por la dignidad y la sororidad. Que este fuego mágico llegue a las/os leedoras/es  de utopías.

 

Gracias

Anuncios

Gracias por dejar un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: